was successfully added to your cart.

Rosana Ample

La herencia del tío Richard , el timo para los bilingües ilusionistas

By 24 agosto, 2017 No Comments

Decidí crear mi blog para escribir sobre, cuando y de lo que me diera la gana. Casi siempre mi temática es el amor, el desamor, las publicaciones…No obstante, me ha sucedido un contratiempo que quisiera contar. No solo para que me lean los de siempre, si no para que quien teclee las letras clave, pueda leer esta entrada y ahorrarse disgustos.

Dinero para salvar el mundo. Una entrada para salvar tus ahorros.

Hace quince días, una supuesta “lady inglesa” contactó conmigo proponiéndome un negocio que iba a cambiar mi vida. Me dijo que si le respondía me daría más pistas y como no, le respondí que era todo oídos y ojos.

En sus siguientes mails, esta “lady” me dijo llamarse Rita Clifton, una mujer con un curriculum espectacular, de hecho, si gogleas “Rita Clifton” comprobarás que hablamos de una erudita en el sector publicitario. Nunca tuve el placer de conocerla, a pesar de haber vivido en Reino Unido durante una temporada. Esta señorita, afirmaba trabajar en el sector de banca privada, concretamente en el NATIONWIDE BANK. Me comentaba que, en 2006, un cliente llamado Richard Ample invirtió 9.000.000 de dólares en su banco. Con los consejos de Rita, el señor Richard consiguió que su dinero creciera a la espeluznante cifra de $17.500.000. Sin embargo, este noble hombre, falleció en 2010 en un accidente en Francia sin haber dejado testamento. La supuesta Rita Clifton me sugería que reclamara la herencia, me facilitó el mail del banco, el nombre de la persona a cargo y como no, me escribió lo que debía solicitar, para que—una paleta española no metiera la pata—. Su trato era que yo compartiera el dinero con ella una vez ingresado en mi banco. Ella el 60% y yo el 40%. Ella gastaría una fortuna consiguiendo los documentos pertinentes:

  • Declaración jurada de que yo era la sobrina y siguiente sucesora del tal Richard Ample
  • Informe policial
  • Certificado de defunción
  • Certificado del estado de la cuenta.

Yo debía hacerme cargo de los gastos de un abogado ingles con (QC) no tenía ni idea de lo que significaba (QC) pero son las siglas de Queen´s conseul que no son nada más y nada menos que los abogados que llevan el pelucón gris en la cámara de la reina. En inglés llamados Barrister.

Bien, pues uno de estos, debía testificar que yo era la heredera legar y tramitar unos papeles para que los fondos del fallecido “tío Richard” son míos. ¡Solo míos, mi tesoro!

Confieso que me lo creí, cuando recibí el certificado de defunción de ese hombre y la declaración jurada por un notario que existe y que practica en Edimburgo. Decidí seguir adelante con una máxima clara, nada de hacer transferencias.

Y llegó el momento en que ese Barrister entró en acción. Aquí es cuando mi pareja y yo nos partíamos la caja. El señor Barrister quería que le pagara en transferencia, pero yo insistía en que quería ir a Londres al día siguiente si era necesario, a lo que el Barrister respondío con que tenía un viaje de negocios. Por cierto, los gastos eran 9.500 libras esterlinas, un precio muy honesto para una heredera que iba a recibir tan magna herencia.

Fue entonces cuando la “Rita Clifton” empezó a perder los estribos en sus mails. Ahí es cuando yo y mi pareja, notamos el olor a chamusquina, pero en vez de derrumbarnos, decidimos seguir el juego. No sin antes llamar al centro de QC Appointments, donde solicité saber si ese tal David Hugh era Barrister. La respuesta fue un esperado NO. Pero era entonces nuestro momento de divertirnos, decidimos entonces cambiar el envite del enemigo. Primero llamé a la secretaria de la verdadera Rita Clifton a la cual le renvié toda la documentación, incluidos teléfonos, para que tramitara la denuncia.

Lamentablemente, esta estafa ya la conocían, espero que tome medidas al respecto.

“La falsa Rita Clifton”, nerviosa me escribía diciéndome que el tiempo apremiaba, que no me aconsejaba que fuera a Londres, por que llegaría a estar en peligro, ella podría acabar en la cárcel, más que nada, porque los consejeros del banco, me hablarían de Richard y no sabría hablar de mi antepasado. A lo que le contesté:

—No te preocupes, Rita, Richard fue mi padrino en mi bautizo y además hizo el servicio militar con mi papá. Traeré pruebas y todo saldrá bien.

“Rita” volvió a escribir instigándome a cancelar el vuelo y el hotel, temerosa y cariñosa me invitaba a hacer el ingreso.

A lo que contesté que, de acuerdo, que haría el ingreso, pero que me había venido un inesperado gasto y me faltaban 350 libras esterlinas, le pedía si ella podría ingresármelas y yo se las devolvería el día que quedáramos para repartir el pastel.

Si, aquí mi pareja y yo, nos partíamos de risa.

Su respuesta fue; habla con el abogado, entenderá que te falta ese dinero y te permitirá ser flexible con el pago.

Vaya, con lo bonito que hubiera sido estafar al estafador. ¿Os imagináis? ¿Recibir ese ingreso? Si así hubiera sido, le hubiéramos dicho, lerdo, no estafes a un español, inventor de la picaresca.

Llevábamos varios e mails divirtiéndonos y el estafador no se había dado cuenta de que le había calado. Éste, se puso tan nervioso, que me llamó al móvil haciéndose pasar por el Barrister David Hugh, conminándome a hacer el ingreso ese mismo día o perderíamos el tiempo para reclamar el fondo.

Aquí no pude seguir el juego, me daba demasiado asco dorarle la píldora a ese estafador, así que le dije la verdad. Que sabía que todo era un timo y que la policía ya tenía sus datos.

 

 

Mi pareja y yo, nos sentíamos victoriosos, le habíamos hecho perder su tiempo, le habíamos hecho creer que nos habíamos caído del guindo y además, le habíamos hecho gastar dinero, no solo con llamadas internacionales, este pájaro tendrá que anular los teléfonos y mails.

 

 

Como podréis entender, escribo este post, para alertar a la gente. Es un timo muy bueno, buscan a gente que hable muy bien el inglés, que tenga mundo y acostumbre a creer en las transferencias bancarias.

Cuando nos sucedió, no encontramos nada en internet, supongo que los que son víctimas lo sufren en silencio como las hemorroides. Asi que esta entrada quedará en las redes para no dejaros caer en la tentación y libraros del mal.

Amen.

 

Por cierto: A los que me conocen y temen que esté triste por no ser millonaria, deciros que soy rica en salud amor y protección y eso ni se compra ni se hereda.